Carol Peña

Directora de arte y fotógrafa

07 de mayo de 2014

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Me llamo Carol Peña. Cuando empecé, a internet no le gustaban demasiado las «ñ» y tuve que buscarme un alias; desde entonces, también respondo cuando alguien dice @misshedwig en cualquier red social. Soy directora de arte a jornada completa y fotógrafa menos tiempo del que me gustaría. Hace unos pocos meses, y después de pasar por unas cuantas agencias —Bassat Ogilvy, HerraizSoto, Archibald Ingall Stretton o El Laboratorio—, decidí hacerme freelance. Y en esas estamos.

Soy bastante activa en Instagram, a veces cuento cosas en mi blog, otras tantas digo tonterías en Twitter y recojo mi trabajo en mi web.

¿Qué hardware utilizas?

Trabajo con un MacBook de 13″, por la movilidad, que a veces conecto a un segundo monitor. Desde el G3 que no he vuelto a tocar un PC. Almaceno cantidades insanas de fotos y material en los My Book Studio de Western Digital y dejo algunos recursos (tipografías, presets, etc.) y los archivos con los que estoy trabajando en Dropbox. Odio los ratones, trabajo con tableta desde hace años. Siempre Wacom, desde Bamboo a Intuos. Soy incapaz de trabajar sin música. Cuando no molesto a nadie, uso el UE BOOM (un altavoz portátil de Logitech) y si estoy en el estudio uso los auriculares del iPhone 5.

Algo que siempre, siempre va conmigo es un iPhone 5. (Y una batería externa de 7000 mAh; amigos de Apple, ¿qué tal veis hacer baterías que duren más de una mañana?). Como le tengo mucho cariño, a veces le compro juguetes. Por ejemplo: una funda subacuática Lifeproof o el objetivo QX10 de Sony.

En cuanto a cámaras, soy bastante fan de todo lo que hace Canon. Y de mi 50mm. Aunque creo que mi próxima adquisición va a ser un 24-70mm. Pero me gusta trastear otras cosas. Ahora estoy jugando con la NEX 5TL de Sony. Durante un tiempo probé la Samsung Galaxy Cam, pero Android me crispa los nervios. Antes lo transportaba en una funda LowePro, pero hace poco compré el Photo Insert de la Kanken y lo llevo todo allí.

Ando todavía decidiendo si me gustan o no los eBooks, así que alterno el Kindle y el papel hasta que tome una decisión. Que intuyo que no llegará nunca.

¿Y qué software?

Lo primero que hago al empezar el día es parar las tres alarmas del iPhone. Y bajarle el brillo a la pantalla. Y ahí empieza la rutina: con los ojos medio cerrados y, aún desde el iPhone, chequeo el correo, Twitter e Instagram.

Después del café, y ya desde el ordenador, abro Chrome. Uso casi todo lo que sale de Google: Gmail, Hangout (aunque a veces le soy infiel con Skype), Drive… Todo. Bueno, todo menos Google+. Tengo Feedly (antes fueron Google Reader y Bloglines). Es bastante ordenadito y eso me facilita mucho la vida. Durante años utilicé mucho Delicious, pero desde hace un par de años uso Pinterest para crear tableros de inspiración y para enviar referencias a gente con la que esté trabajando a distancia o a los alumnos. Comparto, también con ellos, mucho material y presentaciones a través de Dropbox.

Las clases y las charlas las preparo con Keynote. Es simple y bonito. La panacea, vamos. Para retocar fotos siempre uso Lightroom. Soy bastante fan de VSCO Films. Y luego, en algunos casos, las paso por Photoshop para los ajustes más puntuales. Cuando diseño uso Illustrator y Photoshop. En su momento usaba mucho Quark (y después inDesign), pero llevo años sin maquetar.

Cuando tengo que escribir, uso OmmWriter. Un editor de texto zen que parieron los chicos de HerraizSoto. Me ayuda a estar en foco y es tan bonito que todo lo que escribes allí queda mejor.

En el iPhone, lo que más uso es Snapseed y VSCOcam para editar fotos. Gloriabendita. Entro un millón de veces al día en Instagram. Me descargo bastantes podcasts, desde para esuchar La Competència en Rac1 hasta para meditar (el último descubrimiento ha sido Meditation Oasis). Uso Notegraphy para crear notas bonitas y compartirlas en el resto de redes. Para vídeo llamadas alterno Skype y FaceTime. Y, en cuanto a mensajería, sigo quedándome con Whatsapp. Y todo esto mientras suena algo en Spotify.

¿Cuál sería tu equipo de ensueño?

Por resumir: todos los productos que crea Apple. Y, concretando un poco más: un iMac de 27” en el estudio, un Macbook Pro Retina de 15” para moverme. Una Canon 5D Mark II que no pesara lo que pesa la de ahora. Con (soy de ideas fijas) un 50mm y un 24-70mm.

Rellena esto. Me encantaría que ____ respondiera también a estas preguntas.

¿Pueden ser dos?

Me encantaría que Rafa Soto respondiera también a estas preguntas.

Me encantaría que Rafa Gil respondiera también a estas preguntas.